El cuidado de las azaleas

on Jueves, 06 Noviembre 2014. Posted in Enciclopedia de las plantas, Cuidado de las plantas

azaleaLa azalea es una planta arbustiva de gran belleza debido a sus flores acampanadas con multitud de colores, que podemos tener tanto en el interior como en el exterior de casa y cuyos cuidados son bastante sencillos y simples.

Las claves para que las azaleas nos duren en el tiempo están en regar mucho con agua baja en cal , trasplantarla cuando termine de florecer y mantener su suelo ácido.

Si optamos por tener nuestra azalea en casa, lo ideal es situarla junto a una ventana con mucha luz. Si por el contrario, la ponemos en la terraza o en el jardín, es mejor plantarla en un sitio de sombra o semisombra. La temperatura ideal está entre 12 y 22 grados, por lo que hay que evitar colocarlas a pleno sol o cerca de fuentes de calor como chimeneas o radiadores.

Sin embargo, lo más importante es mantener la humedad de su sustrato. Hay que regarlas abundantemente, especialmente durante los meses de verano, con agua sin mucha cal, a ser posible destilada o de lluvia, evitando mojar sus flores y hojas. Hay que regar casi a diario cuando la planta está en flor, por lo que desde la floristería Kalatea os recomendamos situar un plato con agua debajo de la maceta, vaciándolo un par de veces a la semana para que la planta descanse. El agua tampoco debe estar demasiado fría.

Cada 15 días debemos usar un poco de fertilizante durante la época de floración para mantener el suelo ácido. Un truco es desechar sobre la tierra los posos del café.

Nunca la podes en invierno. Espera a que la planta deje de florecer y en ese momento corta todos los ramos del año ya florecidos, dejando sólo 2 ó 3 yemas axilares, de las que saldrán las flores el invierno próximo.

Si la planta presenta hojas amarillentas en hojas jóvenes es que la estamos regando con agua demasiado dura y nos estamos comiendo el hierro del sustrato. Para solucionarlo debes adquirir quelato de hierro y fertilizantes para plantas de suelo ácido.

También es posible que nuestra azalea nos de flores pero que éstas no lleguen a abrir. Esto se debe a que tenemos exceso de riego o a que hay corrientes de aire frecuentes. Lo ideal es dejarla descansar hasta que el sustrato se seque y ponerla en un lugar resguardado, sin aire.

Por último, si las hojas se secan y se caen, sucede por todo lo contrario a lo anterior. Falta agua. Riega la planta y pulveriza sus hojas con agua templada.

Comments (0)

Leave a comment

You are commenting as guest. Optional login below.

Poker bonus at bet365.com

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.